martes, 29 de diciembre de 2015

¿Osea... como lo explico?...


-Ten... leelo y entérate por fin cual es la causa de mi repentina ansiedad-
Tomo mi celular mirándome con recelo, bajo su mirada directamente al texto que le mostraba... segundos después levanto de nuevo su vista y la fijo en mi, cuestionandome en silencio...
-dime algo... por favor, no te quedes callada-
Le implore, como respuesta solo se rasco la cabeza, como es su costumbre cuando no le es posible expresar palabras, desesperada le quite el teléfono y lo cerre...
-¿quieres que te lo lea de nuevo?-
Le pregunte en voz baja, ella sin dejar de mirarme por fin me dijo
-es que... no se qué decirte... Tu eres la experta en esto... yo estoy de nuevo sin palabras... esa es una acusación fuerte... Hace un tiempo recuerdo que estabas en una situación similar, pero lograste salir bien librada... supiste como actuar y te alejaste sin hacer un daño... ¿cierto?-
No respondí... respire profundo y solté el aire lentamente... ella continúo hablando
-tu sabes muy bien lo que se debe hacer... ¿Porque no lo haces y terminas con eso?...-
-porque no es fácil... esta vez siento que es más diferente... -
-¿porque? ¿Quizá porque no hay un hijo de por medio? ¿Cuál es la causa?... dime ¿porque es tan diferente?-...
-me enamoré... -
Le dije por respuesta, ella se levanto del banco donde se encontraba y camino al sillón, con un gesto me invitó a que me acercará, camine y me senté lentamente a su lado
-¿estas segura?... ¿no es sólo una acción que necesitas para no sentirte tan sola? Te digo esto porque hace unos meses me lo dijiste-
-no lo creo así, llevo días luchando contra mi conciencia, y esto me hace sentir bien... Me gusta... Me gusta todo lo que encontré ahi... su postura tan rígida, sus gestos duros, sus movimientos tan seguros... amo la actitud con la que se desplaza en su territorio laboral, y hasta su seria sonrisa que creo ver cuando nuestras miradas se encuentran-...
Ella se acercó interesada, me tomo las manos y pregunto muy seria
-¿como fue?... ¿Dónde se conocieron? -
-¿como fue?... pues veras, hace un tiempo ya que le había visto, pero ese día coincidimos en nuestros días laborables, caminábamos a duras penas entre el tumulto de gente que se aglomero en ese lugar, yo iba adelante, batallando un poco para abrir camino, y entonces sentí unas manos sobre mi cintura, las cuales de una manera tierna  lograron hacerme a un lado, y ponerme justo donde no había tanta barrera física, ese lugar estaba más despejado... yo voltie hacia atrás buscando quien había echo eso, porque realmente había sido  una sensación placentera y me hizo suspirar al descubrir su figura... después de hacer eso, solo camino por delante dándome la espalda para instalarse a unos metros quedándo frente a mí pero sin mirarme... y yo desde ese instante ya no pude apartar de mi, la sutil sensación que me  sembro... en el alma... -
-¿Han tenido sexo?-
-¿sexo?... no... sexo no... solo hemos echo el amor... y a los dos días de eso me pidió que fuera su novia... y yo acepte...-
-¿Pero porque aceptaste, Si ya sabias su situación? ¿Acaso quieres una relación a escondidas?...-
-no... claro que no... yo quiero estabilidad en todos mis sentidos... y a veces la tengo... sobre todo cuando está junto a mi... -
-pero parece que ya tiene algo y no podrá estar solo para ti... ¿Entiendes eso?... ¿Porque te arriesgas? ¿Habiendo en el mundo tanta gente con disponibilidad? Tienes varias opciones no entiendo porque te aferras a la más dificil... sabes lo que tienes que hacer... solo aléjate y ya... es tan fácil para ti, ya has salido de varias, que está no sea la excepcion... por tu bienestar emocional necesitas a alguien libre, lo mereces amiga... ¿Qué es lo que realmente te pasa?... ¿Quien es?... ¿Cómo se llama? ¿Qué ha echo para tenerte así tan ansiosa?... ¡dimelo!-
Me cuestionó en voz alta, yo intentando mirarla a los ojos solo acerté a decirle en voz baja pero intentando ser entendible...
-es... es la persona que estaba esperando desde hace tiempo... la que buscaba entre la maleza humana, la que estaba destinada para mi, pero nos encontramos un poco tarde...  le nombro grumpy... por su fuerte carácter, ese que me pone la piel chinita cada vez que me habla fuerte, y me toma con rigidez haciéndome sentir que es lo que necesito... "amo" su temperamento duro, porque es realmente exitante... grumpy no necesita hacer tanto para tenerme interesada, la atención que me pone mientras escucha cualquier tema que suelo contarle logra que  con intensidad me adentre arrastrando mi razón hasta su fuerte mirada... el solo ver como se desplaza en sus actividades me hacen admirarle por sus grandes destrezas... y las caricias que me brinda cuando estamos en la cama son sin lugar a dudas las más grandes maravillas surcandose en mi piel... esas que culminan al ser selladas por los más suculentos besos con los que marca mis labios...  ¿Te confieso algo? Hace poco descubrí que sobre su pecho casi cercas de la espalda se escucha el mar, en su etapa de más calma... y eso me da mucha tranquilidad...
¿Te das cuenta que no es sólo una acción? Porque aunque pasamos mucho tiempo en la cama no solemos desnudar nuestros cuerpos, mas bien desnudamos el alma sin tener que hacer sexo... creemelo amiga,  grumpy y yo no tenemos sexo... simplemente hacemos el amor...
-¡amiga! ¿Ya te diste cuenta de que estas "enamorada"?... así que no detengas tu sentir, solo "vivelo"-...
Me grito apretando mis manos... y despues... solo reimos...




No hay comentarios: