martes, 7 de junio de 2016

Gerberas...

     
     Melancolía es más que una palabra de 10 sílabas...
Es un sentir desquebrajado, resentido y triste;

Me gusta caminar en las tardes nubladas, caminar por las banquetas del asfalto crudo... esas que han guardado las huellas de cientos de seres con ideas difusas, quizá bloqueadas por alguna situación.

Me siento débil, pero con muchas ganas de seguir adelante... porque tengo esperanzas que inquietan aún a mi ajetreado vivir...
Revisó mi pasado mientras tropiezo con una piedra en el camino y me doy cuenta de que esto es así.
No hay caminos totalmente perfectos... y por ende tampoco hay humanos capaces de alcanzar la perfección... en estos tiempos ya no.
Por lo tanto no debo exigir más de lo que puedo dar, solo debo dejar que la vida siga su curso tal y como va;
Total algún día podría cambiar el rumbo y todo se verá mejor de lo que actualmente parece...
Me sacudo los pies y doy vuelta para regresar al hogar que me espera... ese que hace unos meses me brinda un poco de calma... y en mi trayecto imagino que voy en bicicleta, pedaleando lentamente, disfrutando del viento que me roza sutilmente, con olor a Gerberas... y sonrío mirando de soslayo, pues a mi lado también pedalea mi amor, quien me sonríe mostrandome sus brackets de colores ...

La vida es bella si se aprecia de una perspectiva agradable...
Eso me digo mientras meto la llave a la puerta martillada que cubre el hogar confortable, entro y busco... ahí siguen... las flores ... las gerberas de bellos colores que ayer me encontré sobre la mesa con un breve y hermoso mensaje...

Medio año... 6 meses de aprendizaje... medio año... ¡24 semanas de ya no vivir por Vivir!...

Te amo al infinito y más alla... de ida y vuelta, a paso tortuga... y en tacones...

(¿Capichi?) ...



No hay comentarios: