sábado, 18 de agosto de 2007

Alegoría del Silencio...


¿Llegara el momento en que se pueda interpretar el silencio?
¿la tranquilidad de unos ojos abigarrados y de profundidad eterna?
Daría todo porque el silencio no fuera sosegado.
Daría todo porque me lo dijeran al oído y muy de cerca.
Los ojos se reflejan relucientes en el cielo cuando apenas se levanta la mirada,
se bien que no basta mentir para expresar lo que siento, aunque algunas veces el silencio aguarda la mejor respuesta.

No hay comentarios: